De mal en peor

abril 9, 2011

Esta manía que tienen las editoriales que publican cómics de tratarnos como gilipollas empieza a cabrearme de verdad.

Imagen sacada de ONM

Glénat nos la metió bien al fondo en diciembre, al reducir la calidad de su edición del formato Shonen (Naruto, Bleach y esa colección que nunca me compraré porque sabiamente decidí esperar a la conclusión de su publicación antes de empezarla, llamada 666Satan, entre otras), sin bajar precios. El caso es que unos meses antes, en agosto de 2010, Planeta DeAgostini había hecho también de las suyas, pero por algún motivo apenas tuvo repercusión…

La colección de Detective Conan, sin ningún aumento de calidad en la edición o de páginas, pasó de tener un precio de 6,95 a 7,95 € del número 66 al número 67 del segundo volumen. ¡Cuando lo vi, pensé que era una errata! ¡Un euro, joder, un puto euro! ¡Dentro de 7 números me podría haber comprado otro tomo con el euro de más!

Buscando y buscando, porque no he logrado encontrar mucha información, he leído que el aumento de precio se debió a que las licencias con Japón se habían encarecido. Independientemente de que sea verdad… que no podemos saberlo, independientemente del motivo, que como consumidor, me da absolutamente igual, lo que más me toca las narices, al igual que pasó con el asunto de Glénat, es que los editores no avisaron. Resulta evidente que al no hacerlo consiguen que se entere el menor número posible de gente. Lo que implica limitar las quejas, así como vender todos los números posibles antes de que los compradores se enteren del cambio de precio. O visto de otro modo: tener una política despreciable con tus propios clientes y reducir bajo mínimos toda confianza. Luego dan explicaciones y lamentaciones muy bonitas, justas y comprensibles… pero eso, claro, después.

Enlaces externos:

-Balance de un consumidor de manga del 2010

Entradas relacionadas:

-Cómo se edita un cómic

-Perdiendo la ilusión

-Rise Against

PD: Sé que esta entrada hubiera quedado mejor a finales del año pasado, pero bueno, nunca es tarde si la dicha es buena.


Ley Sinde

diciembre 22, 2010

No me cabe la alegría en el pecho:

http://www.internautas.org/html/6463.html


Sobre el mundial (de España) 2010

julio 8, 2010

Español, y muy orgulloso. Y que mis vecinos lo sepan. Es más, que toda España lo sepa.

Muy, muy orgulloso

(Pincha para ver mucho más grande)


¿LIBERTAD O PROPIEDAD INTELECTUAL?

junio 8, 2010


¡¡A las armas compañeros!!

¡¡Preparad los cañones, alzad las banderas!!


¡¡¡AL ABORDAJEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!

En los últimos meses hemos venido observado cómo pasaban ante nuestros ojos decenas, e incluso, cientos de pseudo-panfletos y comunicados en los que se nos alertaba acerca de las restricciones en libertad de expresión que supone la nueva Ley que ha promulgado la Ministra de Cultura.

Y NOS HA DADO IGUAL. No nos hemos asustado, por desgracia, con el típico discurso anticapitalista y anti-estado que se ha divulgado. Aquellos que de sobra estamos acostumbrados a teclear para navegar por internet no hemos movido ni un solo dedo para evitar lo que se nos viene encima. Parece, incluso, que no nos han importado las graves consecuencias que tal ley podría acarrearnos. Quizá no las conocíamos, quizá, no las queríamos conocer…

Los primeros enfrentamientos no se han hecho esperar: cuatro de nuestros más valerosos piratas han sido metidos entre rejas hasta 72 horas por el simple hecho de compartir, ese hecho cristiano que tanto se promulgó, se promulga y se promulgará. Sin embargo, fíjate tú, está penado por la Ley. ¡¡Son tantas las contradicciones de nuestro futurista siglo XXI!! Su barco (EspalPSP, EspalWii, EspalDS y EspalZone) ha caído, IS NOT FOUND.

Censura

Pero algo está ocurriendo en el ambiente internauta. Sopla un viento huracanado que nos trae aromas a“libros quemados”, a juegos desamparados, a canciones sin melodías y a películas sin velocidad. Esto no nos gusta; es más, nos cabrea, y mucho. Podéis comprobar que nuestro blog no contiene una temática especialmente beligerante, somos gente pacífica… hasta que nos tocan los cojones. Por eso, desde aquí, al igual que se ha hecho desde otraspáginas, os instamos a la revolución. Una Revolución que pretende recuperar lo que era nuestro. Ese espacio al que tantos de nosotros hemos acudido para comunicarnos, para aprender y para compartir todos los recursos culturales de que dispone nuestra querida humanidad. El espacio de libertad en que no era delito disponer del último tema de Hannah Montana para disfrutar de un agradable delirio; donde podías disponer de la peli de terror más cutre de la historia y verla con tus colegas; o el espacio de libertad en el que, al igual que en las bibliotecas, podías acceder a la lectura de un inolvidable capítulo de One Piece.

La sociedad está en contra de esta Ley, algunos todavía no lo saben, pero lo sabrán. Es la sociedad la que tejió este entramado celuloso. Es la sociedad la que ha creado el sistema que regula el organismo de la comunicación. Y es la sociedad la que romperá las barreras que impiden su libre pensamiento.

Recurriendo a las palabras que nuestro capitán D. Carlos Sánchez Almeida utilizó: “Internet (…) reacciona a la censura como si tuviera sistema nervioso, y salta inmediatamente para defender cualquier agresión (…). Pero esa agresión va a quedar en nada, porque todos y cada uno de nosotros somos capaces de generar una nueva página de enlaces (…). Quiero aprovechar (…) para incentivar esto, y les pido a todos ustedes que en la medida de lo posible hagan crecer la red de enlaces y que no sean solamente cien páginas las que tenga que cerrar nuestra querida ministra de cultura, sino que se tengan que cerrar diez mil o cien mil o un millón, y vamos a darle trabajo a muchos abogados y muchos jueces (…). No quieres caldo, pues ahí tienes dos tazas”.

En definitiva, nos han robado derechos, nos han provocado… quieren guerra. Pero nuestras flotas y cañones están preparados; ya estamos en la Lista de Sinde… ¿Te vas a quedar parad@?

Si nos llaman piratas, lo llevaremos con orgullo y dedicación: ¡INFÓRMATE! CREA NUEVOS ENLACES DE DESCARGA, TOCA LOS COJONES Y DEFIENDE TU ESPACIO MARÍTIMO. ¡ES TU LIBERTAD, ES TU DEBER!

A las armas compañeros,!!

Sobre Israel y los barcos con ayuda humanitaria

junio 8, 2010

Años ha desde que leyera prestado de la biblioteca de Rivas aquel inolvidable, majestuoso y absolutamente recomendable ejemplar de Superman: Paz en la Tierra, de Paul Dini y Alex Ross.

Y el sentimiento de profunda repugnancia que me suscita el ruin comportamiento de Israel hacia los barcos con ayuda humanitaria que parten hacia Gaza es idéntico al que me produjo la escena en la que, cuando Superman llevaba un barco lleno de trigo a un país necesitado, recibe por respuesta de sus poderosos gobernantes un misil con veneno que, si bien no hiere en absoluto al kriptoniano, sí echa a perder toda posibilidad de recuperar el alimento.

Ya no es sólo esa maldita objetividad con la que la prensa narra el demencial suceso que suponen los abordajes en aguas internacionales (cuando banales comportamientos de políticos locales son tachados con los más descalificativos adjetivos); ni que habiendo ocurrido esto en el pasado y a mayor escala no se tomen medidas militares para impedirlo; ni siquiera que ninguna entidad con voz a escala mundial condene estos deplorables actos como es debido…

Lo más deprimente de todo es que ni aún viendo en televisión la noticia ni leyendo de los principales periódicos sus respectivos artículos en relación con el tema, se vea mencionado en sitio alguno qué cojones ha pasado con todas esas miles de toneladas de ayuda humanitaria.

Enlaces de interés:

- Entrevista a David Segarra

- Israel aborda ‘pacíficamente’ el barco que iba a Gaza


Yo también me he pillado el Federik Freak

febrero 14, 2010

Mira que intentaba hacer caso omiso de las recomendaciones, pero es que, joder, estaba toda la blogosfera hablando del puto cómic, y uno no es piedra, ¿sabes?

Pese a que en ocasiones, en las contraportadas de los cómics dan detalles relevantes de la trama de los mismos, yo no aprendo y sigo leyéndomelas antes de leer el propio cómic. Y, bueno, el caso es que al hacerlo, he comprobado que incluso la biografía del autor, Rubén Fdez. (¡un tío de apenas 26 años!), empezaba fuerte: “Odia a los que emplean mal el término “literalmente” y a los que usan la palabra “Ipod” como sinónimo de reproductor MP3, o sea, dicen: “Ah, sí, esa canción la tengo en mi Ipod”, cuando en realidad tienen un reproductor cutre que se compraron en Media Markt por 20 euros. ¡No, hombre, no!”

Después abrí el tomo por una página al azar y salió la tira de Keanu Reeves.  A la mitad de la página ya estaba riendo a carcajadas. Sé que es la típica de las caras, pero es que, coño, ¡está tan bien hecha!

He seguido leyendo y el nivel no decae prácticamente en ningún momento, es un cómic graciosísimo, en serio. Y la única pega que le pondría es que para los que somos duros, entre otras muchas cosas, de vista, la letra a veces se hace un pelín chica y hay que acercarse el libro casi hasta la punta de la nariz, pero claro, el tomito de 90 páginas te sale a 4,95 € con la revista El Jueves incluida (y no al revés), así que mucho más no se puede pedir.

Si lo quieres, corre, porque salió a la venta el Miércoles 10 de Febrero y hoy domingo ya cuesta hacerse con él. ¡Suerte!


Diario de Rorschach: “Watchmen es INCREÍBLE”

enero 18, 2010

WATCHMEN

8,2/10

Hace unos días vi WATCHMEN por segunda vez en un DVD estupendo que Paramount ha editado hace no mucho y que me trajeron los Reyes Magos. Y me gustó más que la primera vez, en la que me perdí un poco entre tanto salto temporal, mecánica cuántica, disertaciones sobre el odio y la mugre y conspiraciones en las (altísimas) esferas.

Me gustó tanto que me tengo algo que decir al respecto.

Como es bien sabido (por quien lo sepa), casi nunca estoy al tanto de libros o cómics o versiones previas formato papel de las películas que comento por aquí. Es un hecho. Antes de ver WATCHMEN, no sabía más que los breves trazos que me dio un barbudérrimo compadre tiempo ha. Llegué limpio en estilo, psicología y diseño. Y fascinado por ese increíble tráiler.

Visualmente, me parece la película más atractiva del año (después de AVATAR). Y no hablo sólo de unos efectos visuales extraordinarios y precisos, que no alardean sino que sirven sutilmente a la narrativa. Me refiero también al portentoso trabajo de dirección artística y decorados (que supongo apreciarán más los fans del cómic), a la atmosférica composición de los encuadres, a la fotografía. Especialmente en las secuencias de interiores. El look visual de WATCHMEN es un prodigio a todos los niveles.

 

No voy a entrar en comparativas sobre si falta esto o aquello, si no se quién está poco desarrollado o si no han dado aquella explicación que cuenta no se qué historia, porque no tengo ni idea. De primeras, está claro que hay mil y un detalles que se entienden mejor si uno ha leído el original. Recuerdo que la primera vez que la vi, me pareció un tanto densa y a ratos me costaba seguir la línea narrativa. Y aun así, me sentí totalmente abstraído por el poder de las imágenes, el concepto argumental y la fuerza de los personajes. Esta segunda vez lo he visto todo, evidentemente, mucho más claro.

Ahora entiendo mucho mejor la investigación con la energía del Dr. Manhattan y sus viajecitos a Marte, las motivaciones de Rorschach, el por qué de la idiosincrasia del Comediante, la actitud de Veidt, el contexto político y social, y muchas más cosas que no quiero destripar… Ahora he visto de forma más clara que WATCHMEN no resulta farragosa en lo expositivo, sino muy precisa siempre y cuando uno no tenga el piloto automático en marcha. Me ha vuelto a fascinar su estructura en flashbacks específicos que da forma al pasado (y a veces al futuro) de sus protagonistas. Cierto es que el tercio final salta del estilo más bien contemplativo general a uno más espectacular de forma algo brusca… Nada que el Director’s Cut no pueda arreglar, y bastante ha sido ya hasta entonces.

 

Y menudos protagonistas: verdaderos prodigios de caracterización física, psicológica e interpretativa como son el Comediante y (especialmente) Rorschach están ya en mi lista de personajes a los que acudir cuando a uno le da la vena misántropa. A veces se me atragantan un poco los devaneos metafísicos del Dr. Manhattan y su calva atómica, pero difícilmente podría ser menos pedante alguien que es poco menos que un Dios en una Tierra llena de capullos. El resto son menos complejos e interesantes, pero están lo bastante definidos como para que los comprendamos y nos interesemos por ellos. Y todos tienen algo que decir en el resultado final. El elenco de secundarios es igualmente atractivo (los Minutemen, los presos desquiciados, etc).

 

La estilización de las secuencias de acción, totalmente acorde con el estilo visual general, tiene un plus de espectacularidad que seguramente el cómic no necesitara, pero consigue que las secuencias más violentas (y las hay a puñados) duelan como si nos patearan a nosotros, empezando en el minuto uno con la impresionante pelea desencadenante de todo. Los puñetazos en Dolby Digital son algunos de los más intensos que he escuchado nunca en una sala de cine.

Y no puedo dejar de comentar la mejor secuencia de créditos iniciales que recuerdo desde que el mundo es mundo: una inolvidable lección de historia alternativa al son de la extraordinaria “The Times They Are A-Changing” de Bob Dylan.

LO MEJOR >>> Rorschach. Los créditos iniciales. El asombroso acabado visual. La fuerza de las secuencias de pura violencia. Una muerte clave hacia el final. La fascinante trama de Alan Moore.

LO PEOR >>> La secuencia de sexo dentro de la nave Archie, bastante mal ejecutada. Que su relativo fracaso crítico y de taquilla mine la intachable reputación de su director Zack Snyder (“300”, “El Amanecer de los Muertos”). Que nos quedaremos sin ver la versión de Darren Aronofsky…

 

B.B.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.