El rabino del gato

    Ya escribió mi compañero Olafo sobre esto hace algún tiempo, pero yo quiero darle un enfoque diferente, ya que, como le dije a él en los comentarios de su post, ante una misma lectura, dos personas pueden entender diferentes cosas según las experiencias que hayan vivido.

gato01.jpg

    El gato del rabino narra las peripecias de un gato, su amo, la hija de este y las circunstancias que les rodean, la mayoría relacionadas con el judaísmo. No hay más. Pero la gracia no está en la historia que narra, sino en cómo se narra, y su base: los exquisitos diálogos. Por su parte, los dibujos no son nada del otro mundo, de hecho, muchos parecen bocetos malhechos. Como todo, al principio cuesta adaptarse, aunque una vez has leído un par de páginas, la trama se deshace en la mente como las salchichas de queso con yogur de coco en la boca.

gatisi.jpg

   El autor, Joann Sfar, imprime en cada número varias moralejas que, aunque lo queramos, no podemos discrepar de ellas, pues están todas tan objetivamente explicadas que nos hacen ver exactamente lo que él quiere que veamos. Todo un maestro. Es consciente de que hoy en día las religiones no están muy bien vistas, y no tiene reparo alguno en mostrarnos el motivo: sus máximos defensores son unos fanáticos extremistas. Aquellos que nos muestran a Dios como un miserable intolerante al que todo “infiel” debería temer. Pero no sólo de religión trata esta obra. En muchas ocasiones, el autor nos muestra comportamientos humanos con los que cualquiera podría identificarse, y que, aunque en un principio nos parezcan de lo más normal, al leer el cómic, al ver la situación desde fuera, nos damos cuenta de lo triste que en realidad son, y los pensamientos del gato en plan “menudo imbécil, no se da cuenta de que sólo habla de sí mismo y por eso nadie le escucha” sólo ayudan a confirmar lo que ya suponíamos.

 

gato11.jpg

    El gato por aquí, el gato por allá… pero… ¿qué le pasa al jodido gato?, ¿está poseído? No. Lo que pasa es que un día se comió un loro y desde entonces habla, ¡y cómo habla el desgraciado…! Es como la vocecilla hija puta que le dice al cura “sé que le estás mirando el escote a esa tía”, que le susurra al rey “no te mereces nada de lo que tienes” y que, en definitiva, humilla sin compasión y con brutales argumentos al que se cree por encima de los demás. Y que un gato te humille es algo que no se olvida.

Nota: 9/10

Entradas relacionadas:

A los judíos no les gustan demasiado los perros

6 respuestas a El rabino del gato

  1. Link dice:

    Mira que no suelo usar tacos ni palabras malsonantes a la hora de escribir en un blog, pero esta vez tengo que decirlo: el dibujo me sigue pareciendo una puta mierda.
    Luego se quejan de Eiichiro Oda a la hora de dibujar One Piece.
    Prefiero cosas un poco mejor hechas y menos gabachas.
    Saludos

  2. Blackburn dice:

    A mi el dibujo tampoco me parece gran cosa, pero ya he leido algun comic en el que el dibujo no me gustaba, y me acabó gustando, tan solo por lo buena que era la historia…

    Tendré que leerlo cuando tenga un ratito…

  3. Olafillo dice:

    Buafas… Link, quitate esos prejuicios a los gabachos, el dibujo mola un cacho, aunque no sea realista, sabe reflejar muy bien muchas cosas…

  4. Zicmu dice:

    Jaaaaajajajajaja, me ha encantado tu comentario, Link XDDD.

    Olafillo, reconozcámoslo, el dibujo “no mola”. Si hasta parece que en ocasiones ni siquiera levanta el lápiz del papel mientras dibuja…

    Pero bueno, yo era de esos que criticaban el dibujo de One Piece, hasta que me acostumbré a él y pude ver más allá. Con El gato del rabino pasa lo mismo.

    Blackburn, deja de leer y dedica tu tiempo a Tru Calling, que dijiste que cuando llegara el verano la verías, perro.

  5. Marshmallow dice:

    Pues a mí el dibujo me dice mucho. Privarse de una buena historia por un dibujo raro es una tontería ^^. Sino Daniel Clowes ganaría aún menos dinero x’DDD

    La verdad es que tiene buena pinta. Lo de la voz de la conciencia no es nada del otro jueves, pero tiene pinta de estar muy bien planteado. Me gusta, ¿cuantos numeros son?

  6. […] See on tejiendolahistoria.wordpress.com […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: