“A los judíos no les gustan demasiado lo perros…

…Creo que es porque el perro te muerde, te persigue y te ladra, y hace tanto tiempo que a los judíos les muerden, les persiguen o les ladran, que, al final, prefieren los gatos. “

Esto, es lo primero que te cuenta el egocéntrico protagonista de “El Gato del Rabino”, que, por si no lo habíais deducido, es un gato. Un gato cuyo dueño es un rabino que vive en Argelia, y que tiene una joven hija que es sin duda lo que más quiere el gato en el mundo. Bueno, hay un gato, y su dueño es un rabino, ¿y ahora qué pasa?. Pasa que también hay un loro, un loro pesadísimo que no para de graznar ni debajo del agua. Y pasa que el gato se ha comido al loro, y que ahora, por arte de no sabemos qué ni nos importa, el gato sabe hablar. Y eso va a conllevar bastantes problemas y discusiones…

Este cómic no es un cómic cualquiera. Si tuviera que describirlo con una palabra, se muy bien cual usaría. Vocecitas curiosas: “¿ Y cuál es esa palabra? ¡Dinosla, dinosla!”. Está bien, os complaceré por esta vez; la palabra buscada es humildad. Es un cómic humilde, porque se mete con todo y a todo halaga. Lo lees una vez, y vas viendo las críticas que hace a TODO. Critica el judaismo, critica el dogmatismo, critica las sociedades orientales basadas en religiones extremistas. Y critica la sociedad moderna, la sobrevaloración de la razón, las cosas demasiado complejas. Pero mira bien ese dibujo tan propio de Joan Sfar. No… Es un dibujo demasiado alegre, demasiado simple, infantil, demasiado humilde para dedicarse a meterse con todo así sin más. Y es que este cómic me ha demostrado que hoy en día casi solo vemos profundas las críticas. Esas críticas rebuscadísimas, que han estudiado el objeto de desvalorización y han buscado hasta en el último recoveco para encontrar el más mínimo fallo y exponerlo de la manera más sardónica, satírica y sutilmente ofensiva con el único fin de desmoronar una obra o pensamiento con el que no nos mostramos en acuerdo. Pero no en este cómic. No con Sfar. ¿Cuál es la diferencia entre una crítica sin más y las críticas que vemos en “El gato del rabino”? Pues que una crítica normal lo único que hace es desmoronar. Y en este cómic, siempre que estás haciendo una crítica, la estás haciendo en favor de algo contrario, y desde ese algo.Realmente no pretende criticar nada ni a nadie, pretende enseñarnos dos cosas mucho más importantes:

-1. Lo bonito es la antítesis de lo que estás criticando. Lo dicho, este cómic no criticará el judaismo, por ejemplo, si no lo hace desde el escepticismo, también por ejemplo. Ni criticará el progreso si no lo hace desde el mundo subdesarrollado. Porque no pretende demostrarnos lo horrendo que es el judaismo, ni lo malo del progreso, si no lo útil del escepticismo o lo bonito del subdesarrollo. ¿Por qué ponernos a despreciar una cosa sí podemos, entonces, ponernos a elogiar su contrario, cosa es que es mucho más bonita que la destrucción verbal de una idea?

-2. Nos enseña también la existencia de un relativismo que nos da una vez más, una lección de humildad preciosa. Y es que si en un momento dado del cómic una postura criticará a otra, tarde o temprano veremos a la postura criticante siendo criticada (valgame la criticancia) si no por la por ella anteriormente criticada, por otra parecida. espero lo hayais entendido, porque no existen tantos sinónimos de criticar como pensaba (gracias a Dios). Y entonces nos damos cuenta de que dada nuestra naturaleza humana que nos impide esclarecer una pauta moral y/o religiosa absoluta (en caso de que exista, so Nicheanos), no tenemos ningún derecho a atacar ningún pensamiento o religión, puesto que TODOS tendrán sus fallos, y todo dogma podrá encontrar con que atacar a otro. Y si antes de saber esto, discutir ardorosa y concluyentemente (por divertido que sea), no nos llevaba a nada, sabiendo esto está claro que lo mejor es hacer como hace nuestro amigo el gato, que dice en un momento dado: “Vale la pena cerrar el pico para ser feliz”, es que realmente nos damos cuenta de que, como hace el gato, la mayor utilidad de la palabra en la mayoría de los casos es tocar los huevos para pasar un buen rato.

Dos razones que reafirman la palabra que ya he dicho define esa obra. Tecnicamente hablando, poco más puedo deciros a parte de que estan publicados, mecagoentodo, por Norma, son de tapa dura, hay 4 en España hasta la fecha, son, como ya he dicho de Joan Sfar, y te soplan 12 pavos por entre unas 40-50 páginas (panda de careros…). También decir que a parte de todo lo dicho, te presenta de ua manera contextual y agradable mediante dibujos de trazado simple y tono suave la sociedad judía más ancestral. Ah, y que me encantan y que son el tipo de cómic que yo me compro porque leerlo una vez no vale mucho, lo bonito es leerlo una y otra y otra y sacarle sus cositas, y si en algún momento cambias de opinión en alguna de tus creencias (a mi me pasa bastante), volver a leerlo a ver si te parece lo mismo.

Fin de la transmisión.

6 respuestas a “A los judíos no les gustan demasiado lo perros…

  1. Blackburn dice:

    Otro comic, quie me gustaria leer algun dia….., como casi todos de los que hablas…., me parece interesante eso de que critica y alaba a todo….

  2. Zicmu dice:

    Sin ninguna duda, de lo mejorcito q has escrito por aquí.

    Bueno, por partes…

    1. El martes me llevas el primero a clase XDD.

    2. El tercer párrafo me recuerda a alguno de los últimos comentarios que han puesto en el DB Rap, relacionándolo con el nazismo, las cámaras de gas y demás.

    3. Lo del cuarto es lo q más me llama de este tebeo… es una buena idea…

    4. Y lo del quinto, puf… yo entndería otra cosa, ¿sabes? no que a todo se le puede sacar defectos, sino que el que haya argumentos para unas cosas y otras, qiere decir que habrá unos argumentos mejores que otros, por lo tanto, una postura mejor. Eso sí, la frase de “vale cerrar el pico para ser feliz”, useasé “la ignorancia es la felicidad”… totalmente de acuerdo… qué triste es no poder ser feliz sin un poco de callarse la boca.

  3. Olafillo dice:

    Eyyyy… no quiere decir eso de ignorancia feliz… joder. Como mucho querría decir que lo mejor para ser feliz es hacerte pasar por ignorante. O quizás hay q verlo como que no vale la pena ponerte a ser orgulloso si te va a ir peor. Que por otra parte, es lo q creo q critica la mazmorra de lareligion draconiana, antes que a la religión en si, pero tu es q ves lo que quieres…:P

  4. Zicmu dice:

    No veo lo que quiero, veo lo que me dan a entender. Dependiendo de las vivencias que hayas tenido en vida, cuando veas una situación la verás desde una perspectiva u otra.

    Hacerte pasar por ignorante es imposible, tío… Tú no puedes hacer como que no sabes q tu piba t ha puesto los cuernos… porque si lo intentas la mierda t saldrá por todos los orificios que tengas.

  5. Olafillo dice:

    “Tú no puedes hacer como que no sabes q tu piba t ha puesto los cuernos… porque si lo intentas la mierda t saldrá por todos los orificios que tengas.”

    El gato es capaz de hacerlo…

  6. […] rabino del gato    Ya escribió mi compañero Olafo sobre esto hace algún tiempo, pero yo quiero darle un enfoque diferente, ya que, como le dije a él en los comentarios de su […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: